Los elementos químicos del cerebro que determinan nuestro bienestar

Los elementos químicos del cerebro que determinan nuestro bienestar

  • 20 NOV, 2019

Oxitocina, dopamina, serotonina y endorfinas operan en nuestro cerebro para cumplir con tareas específicas, es decir que fluyen con un propósito determinado. Como mamíferos, estos químicos están administrados por nuestras estructuras cerebrales y nos motivan a avanzar para conseguir recompensas o nos alertan de potenciales situaciones de peligro para poder escapar oportunamente. 

La acción específica de los principales químicos de nuestro cerebro y cómo influyen en nuestro día a día, fue el eje central de la conferencia que ofreció la Dra. Loretta G. Breuning en los espacios de Impact Hub Madrid

La Dra. Breuning, una de las mayores expertas en la química del cerebro, es la fundadora del Inner Mammal Institute, profesora emérita de la Universidad Estatal de California, investigadora y autora de diferentes libros, como Hábitos para un cerebro feliz

En su ponencia, la Dra. Breuning explicó el impacto de la dopamina, serotonina, endorfina y oxitocina como químicos que nos ayudan a ser felices y el cortisol como químico que influye en sentido contrario. 

Los hallazgos de sus investigaciones, documentando metódicamente el comportamiento de los animales, le han permitido establecer relaciones entre el funcionamiento de nuestro cerebro y la creación de comportamientos recurrentes, en función de las sustancias químicas que son generadas por nuestro organismo. 

En sus estudios, Breuning sostiene que la dopamina recompensa el esfuerzo necesario para alcanzar metas, la serotonina es segregada al obtener el respeto de los demás, la oxitocina por la confianza y seguridad del soporte que otros nos brindan y la endorfina para aliviarnos del efecto de heridas y traumas.

El desafío está en construir nuevos patrones de felicidad

Los químicos cerebrales crean caminos neurales en edades tempranas, hasta la adolescencia, construyendo así patrones que tienden a marcar la vida de cada uno de nosotros. Estos patrones son más poderosos de lo que a priori podemos imaginar. 

Cada uno de nosotros se esfuerza por descifrar lo bueno, utilizando los patrones que ya tiene establecidos. Sin embargo, en algún momento de la vida reincidimos en aquellos que quisiéramos abandonar.

Para la doctora Breuning, construir nuevos patrones es un camino arduo pero no imposible. Ella considera que una de las formas más sencillas consiste en desarrollar la disciplina para generar muchas repeticiones de algún pensamiento o comportamiento deseado, y en consecuencia se invalida el que teníamos preestablecido. 

Si se crea este nuevo patrón de comportamiento y pensamiento y se repite sistemáticamente todos los días de manera estricta por 45 días es posible lograrlo. Con este ejercicio, se guía la electricidad del cerebro para permitir que fluya hacia nuevas vías, lo que hará más fácil aún desencadenar la química de la felicidad e incrementar esa agradable sensación de satisfacción, justo cuando más se necesita. 

Para concluir su presentación, Breuning dejó en claro que no debemos compararnos a nosotros mismos con los demás. Afirmó que si deseamos generar un entorno más grato debemos comenzar por nuestro propio bienestar, ya que ese propósito está al alcance de todos y cada uno de nosotros. 

Para World Happiness Fest, es motivo de satisfacción contar con los aportes y la investigación de Loretta G. Breuning. Sus conocimientos y experiencia se suman al objetivo de nuestro foro para alcanzar estados de felicidad cada día más altos y que estaremos celebrando del 16 al 22 de marzo, a través de ágoras y eventos en todo el mundo.